Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

l-6c:c:ión 8 

17 al 24 de mayo 



La entrega 
de su vida 




<El que afirma que permanece en él, 

debe vivir como él vivió». 

1 Juan 2: 6 



No tiene nada que ver 
con una camiseta playera 



Sábado 
17 de mayo 



INTRODUCCIÓN 

1 Juan 2: 6 

Richard Wurmbrand (1909-2001) fue 
un cristiano rumano, y a la vez pastor, autor 
y educador. Fue el fundador de La voz de 
los mártires. Pasó catorce años en una pri- 
sión comunista en Rumania; allí fue tortu- 
rado por haber predicado acerca de Cristo/ 

La Madre Teresa (1910-1997) dijo: ^<Dios 
no nos llamó a ser creyentes victoriosos, sino 
creyentes fieles». Ella dedicó su vida a ser- 
vir a los pobres de la India. ^ 

Corrie Ten Boom (1892-1983) escon- 
dió judíos en su casa durante la Segunda 
Guerra Mundial a fin de protegerlos de los 
nazis. Ella afirmó: «No es mi capacidad, sino 
mi respuesta a la capacidad divina la que 
cuenta».^ 

Martin Luther King Jr. declaró: ^<Creo 
que la sencilla verdad y el amor incondicio- 
nal tendrán la última palabra. Esta es la ra- 
zón por la que la justicia, aunque derrota- 
da temporalmente, es más fuerte que el mal 
reinante». Él fue asesinado en 1968 como 
venganza por su papel protagónico duran- 
te la lucha por los derechos civiles .^ 

Janani Luwum (1922-1977) dijo: ^< Es- 
toy preparado para morir como soldado de 
Jesús. Mientras existan oportunidades, pre- 
dico el evangelio con todas mis fuerzas, y 
mi conciencia estará limpia ante Dios de que 
no me he aliado con el actual gobierno, 
que es extremadamente egoísta [ . . . ] Siem- 
pre que se me ha presentado la ocasión le 
he mencionado al presidente las cosas que 
la iglesia desaprueba. Dios es mi testigo». 
En 1977 Janani fue arrestado y asesinado a 



balazos por denunciar las crueldades del 
régimen de Idi Amin en Uganda».^ 

Estos hombres fueron revolucionarios 
y mártires. Eueron devotos discípulos de Je- 
sús. No estuvieron solos. Llevar un estandar- 
te de valor cristiano no implica que debe- 
mos vivir en un ambiente que sea abierta- 
mente hostil a los cristianos. No obstante, 
actuar de manera consistente con valentía y 
entereza implica poseer actitudes y senti- 
mientos que han sido transformados por el 
Espíritu Santo. 

Significa mucho más que usar camise- 
tas playeras con lemas cristianos, asistir a la 
iglesia los sábados, abstenerse de relaciones 
premaritales, escuchar música cristiana, par- 
ticipar semanalmente en grupos pequeños 
para el estudio de la Biblia, involucrarse ac- 
tivamente en la obra misionera. 

La transformación se lleva a cabo úni- 
camente si nos relacionamos con nuestro 
Padre espiritual. La misma relación que le 
concedió a Jesús el valor y la tranquilidad 
para soportar la humillación pública; para 
ser azotado prácticamente hasta la muerte; 
para ser abandonado por sus amigos cer- 
canos; y finalmente, ser clavado de pies y 
manos para morir en medio de un gran 
dolor. 

¡Acércate, comienza esta jornada de des- 
cubrimiento y tu vida jamás será la misma! 



1 . « Richard Wurmbrand » . 

Consulta realizada el 30 de enero de 2007, en http: 
//en. wikipedia.org/wiki/Richard Wurmbrand. 

2. de Talk, ''Jesús Freaks," t. 2, p. 49. 

3. íhU, p. 49. 

4. Ihíd., p. 44. 

5. Ihíd., p. 55. 



Faith Toh, Singapur 



77 



Domingo 
18 de mayo 



.Poder ¡limitado 



LOCOS 

Mateo 4: 4; Lucas 2: 40; 6: 12; 
Juan 4: 17,34; 1 Juan 2: 6 

El poder del Verbo (Juan 1:1) 

El libro de Juan comienza declarando 
que el Verbo es Dios. En la filosofía griega 
el Verbo era el principio de la razón que go- 
bernaba al mundo, mientras que en el pen- 
samiento hebreo Verbo era otra expresión 
para referirse a Dios/ En Juan 1: 1, Jesús es 
claramente descrito como el Verbo, la Pala- 
bra. Por lo tanto, el Verbo es el evangelio, 
las buenas nuevas de Jesucristo. 

¿Comprendemos acaso el significado 
de todo esto? Sin importar el costo, siem- 
pre trataremos de obtener la comida que 
nos agrada. Pero, ¿cuan a menudo senti- 
mos el deseo de obtener el alimento espiri- 
tual: la Palabra? 

Jesús ayunó en el desierto durante cua- 
renta días, estaba en extremo hambriento 
cuando Satanás vino a tentarlo. Lee Mateo 4: 
4. Si Jesús, el Hijo de Dios, necesitaba obe- 
decer las Escrituras a fin de poder resistir 
las tentaciones que lo asediaban, ¿cuánto más 
nosotros necesitaremos hacer lo mismo? 

Dios nos ha concedido el privilegio de 
ser henchidos de su poder, del poder de la 
Palabra. Según afirma 2 Timoteo 3: 16, 17: 
«Toda la Escritura es inspirada por Dios y 
útil para enseñar, para reprender, para co- 
rregir y para instruir en la justicia, a fin de 
que el siervo de Dios esté enteramente ca- 
pacitado para toda buena obra». 

El poder de la determinación 
(Juan 4: 34) 

En Juan 4: 34 Jesús utiliza nuevamen- 
te el concepto «alimento» relacionado a su 



ministerio terrenal. La «comida» mencio- 
nada aquí se refiere al alimento espiritual 
que él recibe cuando realiza la voluntad de 
Dios y ministra a los necesitados. Jesús se 
alimentó de la comida espiritual que reci- 
bió al hacer la voluntad de Dios, de la mis- 
ma forma que todos nosotros necesitamos 
alimentarnos para mantener nuestra salud. 

Proverbios 19: 21 dice: «El corazón hu- 
mano genera muchos proyectos, pero al fi- 
nal prevalecen los designios del Señor. Je- 
sús estaba cabalmente enfocado en el pro- 
pósito de la misión que Dios tenía para el 
mundo. De hecho, el interés de Jesús por 
la gente sustentaba su ministerio. Él sabía 
que debía predicar el evangelio y morir por 
los pecados de la gente, a fin de salvarla. 

Cuando entendamos plenamente el pro- 
pósito que Dios tiene para cada uno de no- 
sotros no habrá ninguna excusa para que 
no participemos en su obra. Jesús dijo: «Yo 
te he glorificado en la tierra, y he llevado a 
cabo la obra que me encomendaste» (Juan 
17: 4). 

El poder de la oración 
(Luc. 6: 12) 

La oración es el arma más poderosa que 
Dios nos ha confiado. Es una fuerza que po- 
demos utilizar para encontrar dirección, sa- 
biduría y fortaleza. (Lee Santiago 5: 16). 

En momentos de tentación, pruebas o 
decisiones, Jesús dedicó tiempo para orar 
a solas. En Lucas 6: 12 leemos que él pasó la 
noche orando antes de escoger a sus discí- 
pulos. Esta fue una decisión importante por- 
que ellos iban a formar parte de un círculo 
íntimo que él adiestraría y enviaría a pre- 
dicar. 



78 



Todo el capítulo 17 de Juan es una de 
las oraciones de Jesús. Presenta la constan- 
te lucha que Satanás libra en contra de los 
hijos de Dios. (Lee también Efesios 6: 12, 
13, 18). 

Vemos que Jesús oró pidiendo por él 
mismo, a fin de poder estar con Dios (Juan 
17: 1-5), y que oró también por sus discípu- 



A menudo sentimos hambre 
de comida espiritual. 



los para que unidos pudieran esparcir el 
evangelio (vers. 6-9). También oró por los 
futuros creyentes para que fueran uno (vers. 
20-25). 

El poder de la oración siempre está a 
nuestra disposición. ¡Tan solo necesitamos 
acercarnos a Dios y pedirlo! (Sant. 1:5,6). 

El poder del discipulado 
(1 Juan 2: 6) 

^<Si afirmamos que tenemos comunión 
con él, pero vivimos en la oscuridad, men- 
timos y no ponemos en práctica la verdad. 
Pero si vivimos en la luz, así como él está 



en la luz, tenemos comunión unos con 
otros, y la sangre de su Hijo Jesucristo nos 
limpia de todo pecado» (1 Juan 1: 6, 7). 
Estos versículos demandan que actuemos. 
¡Podemos decir que seguimos a Cristo, pe- 
ro a menos que impactemos las vidas de 
quienes nos rodean con el amor que Cristo 
nos mostró, todo será pura charlatanería! 
Recordemos que 1 Juan 2: 6 dice: ^<E1 que 
afirma que permanece en él, debe vivir 
como él vivió». 

Lee Mateo 16: 24. El costo del discipu- 
lado es elevado, pero las consecuencias de 
no obedecer a Dios son aun más altas. 

Verdaderamente tenemos libre acceso 
al ilimitado poder que Dios ha provisto. 
Sin embargo. Dios también te ha concedi- 
do la libertad para decidir si has de tomar 
tu cruz. Tú mismo eres el único impedi- 
mento para que no te conviertas en todo lo 
que Dios desea para ti. 

PARA COMENTAR 

1. ¿Cuál es el poder que más necesitas en 
tu vida? ¿Por qué lo consideras así? ¿Có- 
mo puedes recibir más del mismo poder? 

2. Redacta una lista de los pasos que darás 
desde hoy a fin de caminar en la forma 
que Jesús lo hizo. 



Gary Tang, Singapur 



79 



Lunes 

19 de mayo 



.Viviendo la vida de nuevo 



TESTIMONIO 

Lucas 2: 40; 1 Juan 2: 6 1 Juan 2: 6 

Durante toda su vida Jesús nos dio un 
perfecto ejemplo de cómo vivir. Elena G. de 
White nos proporciona una vislumbre de su 
experiencia. 

^< Desde sus más tiernos años, fue domi- 
nado por un propósito: vivió para benefi- 
ciar a otros. Para ello, hallaba recursos en la 
naturaleza; al estudiar la vida de las plantas 
y de los animales concebía nuevas ideas de 
los medios y modos de realizarlo. Continua- 
mente trataba de sacar de las cosas que veía 
ilustraciones con las cuales presentar los vi- 
vos oráculos de Dios. Las parábolas median- 
te las cuales, durante su ministerio, le gusta- 
ba enseñar sus lecciones de verdad, demues- 
tran lo abierto que estaba su espíritu a la 
influencia de la naturaleza, y cómo había 
obtenido enseñanzas espirituales de las co- 
sas que le rodeaban en la vida diaria».^ 

^<Fue perfecto como obrero, como lo 
fue en carácter. Por su ejemplo, nos enseñó 
que es nuestro deber ser laboriosos, y que 
nuestro trabajo debe cumplirse con exacti- 
tud y esmero, y que una labor tal es hono- 
rable. El ejercicio que enseña a las manos a 
ser útiles, y prepara a los jóvenes para lle- 
var su parte de las cargas de la vida, da fuer- 
za física y desarrolla toda facultad. Todos 
deben hallar algo que hacer benéfico para 
sí y para otros ».^ 

^<Su vida tranquila y sencilla, y aun el si- 
lencio de las Escrituras acerca de sus prime- 



ros años, nos enseñan una lección impor- 
tante. Cuanto más tranquila y sencilla sea la 
vida del niño, cuanto más libre de excitación 
artificial y más en armonía con la natura- 
leza, más favorable será para el vigor físi- 
co y mental y para la fuerza espiritual. [. . .] 
» Estaba haciendo el servicio de Dios 
tanto cuando trabajaba en el banco del car- 
pintero como cuando hacía milagros para 
la muchedumbre».^ 



Su vida tranquila 

y sencilla nos enseña 

una importante lección. 



Lee 1 Juan 2: 6. Aunque es imposible 
volver a vivir nuestras vidas, podemos te- 
ner un nuevo inicio al considerar los facto- 
res que ayudaron a Jesús a ser nuestro per- 
fecto ejemplo. 

PARA COMENTAR 

1. ¿Cómo puedes simplificar tu vida a fin 
de que las distracciones se reduzcan al 
mínimo? 

2. ¿Cómo puedes encontrar formas de 
hacer las cosas que te ayuden a ti y a los 
demás? 



1. El Deseado de todas las gentes, p. 51. 

2. Ihíd., p. 53. 

3. Ihíd., p. 55. 



80 



Sean Goh, Singapur 



«Pan de vida» 
para todos 



Martes 
20 de mayo 



EVIDENCIA 

Mateo 4: 4-10 

El libro de Mateo nos presenta a Jesús 
como alguien que vino a cumplir la ley, 
no a aboliría (5: 17). Los judíos en el tiem- 
po de Jesús tenían un concepto equivocado 
del Mesías. Ellos deseaban un dirigente que 
los librara del yugo de los romanos y esta- 
bleciera un reino terrenal. El deseo de obte- 
ner la independencia llevó a los judíos a es- 
perar un Mesías político en vez de un en- 
viado celestial. Sin embargo, el reino de Je- 
sús es un reino celestial, no necesariamen- 
te uno terrenal. De acuerdo con R. T. Eran- 
ce ^<el evangelio de Mateo, en forma más cla- 
ra que los demás, presenta a Jesús como el 
verdadero Israel, así como a aquellos que 
han respondido a su misión actuando como 
el verdadero remanente del pueblo de Dios 
[. . .] Para ser el verdadero pueblo de Dios no 
se toma en cuenta la nacionalidad sino la 
relación con Jesús».* Jesús te invita hoy a su 
reino celestial. ¡Todos estamos invitados! 

Jesús aunque suple las necesidades de 
su pueblo al realizar el milagro de alimen- 
tar a cinco mil (Mat. 14: 13-21), desea que 
conozcamos la fuente de su fortaleza que es 
la Palabra de Dios (Mat. 4: 4). Jesús enfren- 
tó al Diablo con la palabra de Dios. Mientras 
estuvo en la tierra, dependió totalmente de su 
Padre. De la misma forma debemos depen- 
der de Jesús para que supla nuestras nece- 
sidades. 

En el libro de Mateo Jesús nos presenta 
diferentes retos vinculados a preceptos mo- 
rales (el Sermón del Monte, caps. 5-7), al 



evangelismo (la misión de los doce, cap. 10) 
y las relaciones con los demás (caps. 18, 19). 
Él nos advierte asimismo que el fin del tiem- 
po se acerca (Mat. 24, 25), y nos dice que 
debemos estar preparados para su venida 

Él suple 

todas nuestras 

necesidades. 



(cap. 25). Esta es una tarea que no debe ser 
tomada a la ligera. La preparación para con- 
vertirnos en ciudadanos del cielo comienza 
hoy 

En el libro de Mateo leemos que Jesús 
se apartaba a un lugar tranquilo a fin de 
comulgar con Dios. Asimismo en el capítu- 
lo 17, él lleva a Pedro, Santiago y Juan a 
orar en una montaña. ¿Deseamos nosotros 
también acercarnos a Dios? 

Al contestar su llamado para compartir 
el evangelio, debemos recordar cuál es la 
fuente de nuestras energías. Jesús es nues- 
tro pan de vida. Él suple todas nuestras ne- 
cesidades. 



PARA COMENTAR 

1. ¿Es el cielo un concepto abstracto para ti? 
¿O es un lugar donde anhelas estar? Ex- 
plícate. 

2. ¿Cómo podemos prepararnos para el cie- 
lo mientras permanecemos en el mundo? 



* New Bíble Commentary (ínter. Varsity Press). 



Jimmy Quek, Singapur 



81 



Miércoles 
21 de mayo 



COMO ACTUAR 

Mateo 26: 42 

Getsemaní fue la última parada antes de 
que Jesús fuera arrestado, abusado y final- 
mente crucificado. Él sabía lo que le espe- 
raba. A pesar de que todo su cuerpo le pedía 
que escapara, su comunión con Dios era lo 
suficiente fuerte como para que triunfara. 
Esta íntima relación no fue algo que surgió 
de la nada. Era un íntimo compañerismo con 
Dios. Veamos cómo podemos caminar de la 
misma forma. 

1. Las relaciones íntimas no surgen de un 
día para otro. Toda buena amistad re- 
quiere tiempo. Jesús pasó treinta años 
preparándose para sus tres años de mi- 
nisterio. No colocó a Dios en un bolsillo 
trasero de su vida. Orar la noche antes 
de un examen no te ayudará a tener fe 
en que Dios te ha de ayudar, a menos 
que hayas estado confiando en él desde 
mucho antes. 

2. Aprende de Dios por ti mismo. Proba- 
blemente conoces más de tu mejor ami- 
go o amiga ahora, que cuando lo cono- 
ciste a él o a ella. La confianza no puede 
edificarse en el cimiento de la ignoran- 
cia, sino en el de la verdad. Dios desea 
que le entregues lo más importante que 
posees: tu vida. ¿Piensas que conoces lo 
suficiente de él a fin de permitirle que 
sea quien lo dirija todo? De no ser así, 
comienza a aprender más de él. Lee res- 



Caminando 
al igual que Jesús 



pecto a él. La Biblia es su libro. Habíale. 
Escuchará tus problemas aun cuando 

La confianza 

no puede edificarse 

en el cimiento 

de la ignorancia, 

sino en el de la verdad. 

pienses que nadie se preocupa por ellos. 
Escúchalo, él desea sostener un diálogo 
contigo. 
3. Practica y aplica. Después de aprender 
de Dios, llega el momento de la imple- 
mentación, algo que puede ser difícil. De 
otra forma, todo lo que has aprendido 
será desperdiciado. Es como decidir que 
no te presentarás a una carrera para la 
cual has entrenado fuertemente. Dios 
desea que ejercites tus músculos espiri- 
tuales. Aunque sabía mucho de Dios, Je- 
sús se fue al desierto a fin de aprender a 
confiar más en su Padre. No le contestó 
a Satanás mediante argumentos huma- 
nos. En vez de ello se aferró a las prome- 
sas de su Padre. 

PARA COMENTAR 

1 . ¿Por qué es tan difícil relacionarse íntima- 
mente con Dios aun cuando él está siem- 
pre disponible? 

2. ¿Qué tan drástico sería el cambio en tu 
estilo de vida si Dios se ausentara de ella? 



82 



Lionel See, Singapur 



Sobreviviendo 
a la persecución 



OPINIÓN 

Mateo 26: 39 

Muchos de nosotros nunca hemos expe- 
rimentado una persecución violenta. En mu- 
chas partes del mundo la gente puede ado- 
rar con libertad. Sin embargo, hay lugares 

¡Desde luego 
esto me horrorizaba! 



donde existe la persecución reUgiosa. Este 
es el caso en algunos países musulmanes 
donde la conversión del islamismo al cris- 
tianismo puede ser castigada con la muer- 
te. (Para ampliar, consulta:http://www.perse- 
cution.org/suffering/ index.php). 

A pesar de la persecución mucha gente 
se convierte al cristianismo a diario. De ni- 
ño se me dijo que en el futuro enfrentaría- 
mos torturas y amenazas de muerte a causa 
de nuestra lealtad a Cristo. ¡Desde luego es- 
to me horrorizaba! Sin embargo, en Mateo 
24: 19-21 leí: ^<Oren para que su huida 
no sea en invierno o en sábado. ¡Qué terri- 
ble será en aquellos días para las que es- 
tén embarazadas o amamantando! Oren pa- 
ra que su huida no suceda en invierno ni 
en sábado. Porque habrá una gran tribula- 
ción, como no la ha habido desde el princi- 
pio del mundo hasta ahora, ni la habrá ja- 
más». 

¿Cuál es el secreto para sobrevivir a la 
persecución? ¿Cómo pudieron miles de cris- 



Jueves 
22 de mayo 



tianos en China estar dispuestos a ir a la 
cárcel por su fe? En Hechos 16: 25 obser- 
vamos a Pablo y a Silas, tranquilos en me- 
dio de sus dificultades. De hecho, cantaban 
himnos aun cuando estaban en la cárcel. 
¿Cuál era su secreto para no flaquear? Ellos 
caminaron con Dios. 

Jesús anduvo íntimamente con Dios. 
Aun en las horas más oscuras, antes de su 
crucifixión, acudió a Dios en oración. Lee- 
mos en varios lugares en los evangeHos que 
Jesús salía muy de mañana para pasar un es- 
tar a solas con su Padre. Se mantenía tan 
cerca de Dios que cuando llegó el momento 
de su muerte pudo decir: «No se cumpla 
mi voluntad sino la tuya». Al enfrentar la tor- 
tura y la muerte, entregó su vida a Dios. 
Caminó tan cerca de Dios que su vida era 
menos importante que la voluntad divina. 

A menos que camines con Dios, a me- 
nos que mantengas una relación cercana 
con él, no hay razón alguna para que seas 
perseguido por su causa. Quizá muchos de 
nosotros no sufriremos torturas o la muer- 
te, aun así podemos enfrentar diversas for- 
mas de persecución. Testificar a favor de la 
verdad no es fácil, especialmente cuando 
nuestros amigos nos estimulan a que actue- 
mos en forma contraria a nuestras creen- 
cias. Hacer lo correcto, a riesgo de conver- 
tirnos en el hazmerreír de nuestros compa- 
ñeros no es nada fácil. Pero si caminamos 
con Dios, si en forma consistente pasamos 
tiempo con él, recibiremos las fuerzas para 
hacer su voluntad. 



Choo Shi En Christon, Singapur 



83 



Viernes 
23 de mayo 



Comunión 
en medio de la prueba 



EXPLORACIÓN 

1 Juan 2: 6 

PARA CONCLUIR 

Es algo fácil y agradable hacer una ca- 
minata en un día hermoso. Mejor todavía 
es si lo hacemos en compañía de alguien. 
Nuestra lección de esta semana consideró 
el acto de caminar no como un paseo, sino 
como una jornada en unión a Jesús. Nuestra 
caminata con Jesús nos lleva a experimen- 
tar situaciones de todo tipo, incluso algu- 
nas que pueden terminar en la muerte. Es- 
pecialmente para aquellos que afrontaron o 
enfrentarán alguna decisión de vida o muer- 
te, existe la seguridad de que Jesús estará con 
ellos ^<hasta el fin del mundo» (Mat. 28: 20), 
algo que ha de proporcionales valor y paz. 

CONSIDERA 

• Comparar la invitación extendida a Pe- 
dro de caminar en el agua junto a Jesús 



(Mat. 14: 24-32), con alguna situación de 
tu vida cuando decidiste caminar con Je- 
sús en medio de alguna situación difícil. 

• Meditar en las palabras del himno ^< Con- 
tigo quiero andar» (n.° 433 en el Himna- 
rio Adventista) y decide si puedes identi- 
ficarte con sus palabras. 

• Escribir algunas estrofas adicionales pa- 
ra el mismo himno. 

• Dibujar, pintar o esbozar una ilustración 
inspirada en las palabras de Jesús regis- 
tradas en Juan 8: 12. 

• Entrevista a algunos miembros de la igle- 
sia de más edad, respecto a sus vidas y a 
los hechos de fe memorables que han ex- 
perimentado. 

PARA CONECTAR 

/El camino a Cristo. Douglas Cooper, Living 
God's Love; Corrie Ten Boom, The Hiding 
Place. 



84 



Rick Blondo, Clarksville, Maryland, EE. UU.